?

Log in

 
 
26 December 2013 @ 03:03 am
30 Vicios - #5 DOLOR (IshiHime)  
Autor: la_kalaka
Fandom: Bleach
Claim: Ishida/Orihime
Tabla: 30 Vicios
Tema: #5 - Dolor
Título: Herzeleid
Resumen: la aflicción de Orihime vista a través de los ojos de Ulquiorra.
Freetalk: “Herzeleid” del alemán que significa aflicción y que en inglés se dice "Heartache" que en su traducción más literal puede interpretarse como dolor del corazón.



- ¿Por qué estás tan empeñada en traerlo de vuelta, mujer?

Orihime se giró hacia el ex cuarta espada ante lo directa de su pregunta y miró en esos penetrantes ojos verdes. En cierta forma, Ulquiorra le recordaba un poco a Ishida kun. No solo por su complexión delgada y similar estatura sino también en su manera de ir directo al punto, aunque Ulquiorra era bastante más duro que Uryuu.

-¿Por qué de repente se ha vuelto importante?

Aquí va, pensó ella con un pinchazo en su ya dolorido corazón.

-No lo parecía en el domo de las Noches.

-Como siempre Ulquiorra kun es muy honesto, -le dijo sin ocultar el dolor en su voz.

Ulquiorra solo la miró impávido.

-Me avergüenza decirlo, pero fui una estúpida en ese entonces. Los humanos somos así tan frecuentemente que es triste –le dijo devolviéndole una mirada llena de ese sentimiento.

De nuevo él le contestó con su silencio y Orihime continuó.

-No sabía lo que su presencia significaba para mí hasta ahora, que ya no está. Desde entonces su ausencia ha sido tan evidente que no puedo evitar sentirla como un agujero en el pecho. Es doloroso pensar que tuvo que pasar esto para que lo notara.

Hablar del quincy, notó el ex-espada era como abrir las puertas a una poderosa corriente que fluía con toda su fuerza.

-Sin darme cuenta, él había estado cuidando de mi sin decir una palabra, sin pedirme nada, no supe hasta que punto me había estado ayudando después de lo que pasó en Hueco Mundo, hasta que grado le debía el volver a sentir alegría, descuido, tranquilidad para perseguir a… a… Kurosaki kun… -pronunció apenas sintiendo que se atragantaba. Incapaz de hablar del shinigami. -Me lo pregunto una y otra y otra vez. ¿Por qué nunca le pregunté si tenía algo que pedir? Si estaba triste, si algo lo preocupaba. Ahora se ha ido y está fuera de mi alcance. Y aún si trato de ser optimista, una parte de mi me dice que quizás no voy a volver a verlo otra vez. Y solo pensar en eso, es como sentir que me apuñalaran el pecho.

-Ya veo –replicó Ulquiorra finalmente, tocando su pecho donde su recién nacido corazón estaba.

Los corazones podían doler también. Había aprendido eso después de su muerte y resurrección en el Rukongai. Extrañar a alguien podía provocar ese muy desagradable sentimiento. Pensó mirando a Orihime y su tristeza derramándose por sus ojos. El corazón era algo aterrador y frágil. Tan fácil de herir, tan difícil de controlar.

Él la había extrañado y su corazón había sentido dolor y ahora, viéndola sufrir por ese hombre le causaba otro dolor en el pecho. Uno distinto que lo incomodaba sobremanera, nada parecido a la tristeza y si más cercano al odio, le hizo pensar en Menoly…

Mejor no pensar acerca de eso, se dijo. En su lugar la miró mientras le volvía la espalda, con la vista al cielo, sentía respeto y admiración por ella, de nuevo, a pesar del gran dolor en su corazón, la mujer lo había abrazado completamente por ese Quincy.

-Qué tontería –dijo, tratando de cubrir con ello sus sentimientos.

-Lo sé –le sonrió ella mirandolo de soslayo, una solitaria lágrima brillaba en uno de sus ojos –pero no importa, quiero creer que puedo hacer algo. Si puedo salvarlo, si ayudo a que vuelva, todo estará bien y el dolor se desvanecerá.

Dolía verla aferrarse con desesperación a esa pálida esperanza.

Era incierto, pensó, cuando vivían anegados en un mar de dolor.


30vicios05


 
 
Current Mood: exanimateexanimate